En el CIIDECH ofrecemos Soluciones Integrales de Capacitación encaminadas a transformar la “Arquitectura Organizacional de las Empresas”, entendida ésta como la forma en que las “cosas ocurren”, instalando herramientas basadas en una plataforma educativa que apunta hacia aprendizajes de primer, segundo y tercer orden, a través de la utilización de las TAC´s (Tecnologías de Aprendizaje y Conocimiento) que facultan a las personas para generar las acciones que las empresas necesitan.

Apostamos por  el Modelo de Aprendizaje 70:20:10 que es un proceso de desarrollo basado en las investigaciones realizadas por Michael M. Lombardo y Robert W. Eichinger.

Este modelo se apoya en la teoría que argumenta que el 70% del aprendizaje de un profesional proviene de la experiencia y práctica en el puesto de trabajo (learning by doing), el 20% se adquiere a través de las conversaciones y feedback con otras personas y tan solo el 10% proviene de cursos y programas estructurados.

Uno de los aspectos más importantes de este modelo es que cada persona es responsable de gestionar su propio aprendizaje. Las empresas no administran la formación en este esquema, sino que contribuyen para que el aprendizaje informal ocurra de la mejor manera facilitando a los equipos los recursos necesarios a través de los soportes adecuados, de forma que sean 100% accesibles en el momento preciso para cada alumno.

En CIIDECH contamos con una amplia gama de dinámicas, herramientas lúdicas y nuevos modelos de capacitación innovadora y creativa para liberar el potencial de las personas y desarrollar nuevas estrategias, compromisos, productos o mejoras, estimulando el pensamiento y la imaginación.

En el CIIDECH buscamos que nuestros facilitadores sean capaces de construir su propia identidad profesional, dominar la interacción social en las aulas, organizar a los participantes como un grupo social capaz de trabajar en forma efectiva y traducir los contenidos de enseñanza para que ellos construyan un aprendizaje significativo.

Al considerar que la actividad de nuestros facilitadores no puede restringirse a un mero proceso de transmisión y reproducción de contenidos, informaciones y datos, buscamos que las competencias o cualidades de cada individuo, tanto personales como profesionales, se vinculen en teorías, actitudes y estrategias de acción coherentes, eficaces y adecuadas, lo cual requiere prácticas, vivencias, debate y contraste abierto de saberes personales y profesionales.